miércoles, 26 de enero de 2011

¿Ingenuos o locos?

La verdad es que nunca lo habíamos pensado, es parte del encanto. Abrir las puertas de nuestra casa no representa un gesto de buena voluntad, ni de necesidad extrema, ni tampoco ingenuidad o descuido. Es natural. De chicos siempre fuimos así.

Solo baste pensar quién nos gobierna, quién gobierna de verdad, los que están detrás del poder y ya nos viene escalofrío. Esa gente no solo entra en nuestras casas sino que se creen dueños de la tierra, del planeta, nuestra única casa y además la está saqueando.

Encontrar la diferencia entre la paranoia y el descuido o la falta total de límites es la cuestión.
En nuestra experiencia es mucho mas el bien que las personas nos han hecho que el mal posible.

Las sorpresas pueden ser hermosas. Las personas que vienen y vendrán nos pueden iluminar la noche, tirarnos alguna idea, hacernos reír hasta llorar o simplemente, venir a pasar un rato juntos para comer.

No somos locos pues sabemos lo que queremos!

jueves, 20 de enero de 2011

Menú informal

El menú que hemos elegido no es fijo, se puede adaptar, cambiar, reducir o ampliar según las exigencias de cada uno o mejor de cada grupo (como los trabajadores precarios con título unversitario). 


Para 6 personas (sin perros)....

Entrante 
(para vegetarianos, omnívoros, budhistas y afiliados al partido anarquista emergente)

Primer Plato 
(que se cree vegetariana, pero en realidad tiene panceta ahumada y cuando no la tiene...ya le contaré)

Segundo Plato
"Tarta a tema"
(según horario y ciclo lunar).

Contorno 
"Col
(sin Nat King para los mas jóvenes)

Postre 
"Espectacular"


Precio por persona 10 Euros / o 12 Euros con vino, cerveza y refresco

Está permitido fumar si el grupo está de acuerdo.

Venga!

Mas claro echále agua


Algunas pocas cosas, al final del detallado elenco, se fueron quedando en el papel. A decir verdad, solo dos, escenciales, fueron quedando, por ahi como flotando en la hoja sin renglones.
Y no lo podíamos ver.
"Cocinar, escuchar"
Y pasaron dos meses. Y como saliendo de la nube del puesto de castañas, una noche larga, al final la verdad se hizo evidente: Vamos a cocinar y lo vamos hacer para la gente... y para nosotros".
Señores, esto está hecho en casa.
"Fattincasa Sevilla".
Un producto raro, de la conjugación entre deseo y realidad. Que joé', tío.
Se ha producido un error en este gadget.